Lista de productos por fabricante MAGIC WAND

Masajeador y juguete sexual masturbador con mayor potencia..

En los 1970, el “Magic Wand” ganó fama como un juguete sexual para las mujeres cuando la sexóloga estadounidense Betty Dodson escribió sobre el en su libro “Liberando la Masturbación” y empezó a utilizar vibradores en sus talleres de salud sexual. Desde entonces se ha convertido en un clásico por su increíble y potente vibración, y por su cabeza amplia del tamaño de una pelota de tenis. Es tan popular que todo tipo de accesorios se han inventado para el.

Aunque más que nada se asocia el “Magic Wand” como un artículo sexual para las mujeres, existen también muchos accesorios para hombres. Como un juguete para parejas, se acostumbra poner la cabeza del masajeador cerca del clitoris para mayor estimulación.

Parte del éxito del Hitachi Magic Wand proviene de que se publicita como un aparato para masajes –para la espalda o los muslos- y se vende en los supermercados y grandes superficies como tal, pero las mujeres rápidamente descubrieron cual era su mejor uso y, aunque Hitachi no quiera aceptarlo, es el mejor vibrador del mercado.

Eso no quiere decir que no haga unos masajes geniales en la espalda, lo que ocurre es que su ‘otra’ función es mucho más placentera.

El cabezal –la parte que entra en contacto con la piel- es suave, flexible y agradable al tacto –recordad que es sólo para uso externo-. El cable es lo suficientemente largo –hará algo más de metro y medio- para poder trabajar con él cómodamente en cualquier lugar y, a diferencia de lo que ocurre con las baterías, nunca se queda sin pilas.

Pero el cable le da otra ventaja respecto a sus contrincantes más modernos: la vibración es más ‘poderosa’. Al ir enchufado no tiene problemas de consumo por lo que puede vibrar más repetidamente y con más fuerza –como contrapartida, hay gente que admite que en cuanto se acostumbran al Hitachi Magic Wand ya no pueden utilizar ningún otro aparatito.

El Hitachi Magic Wand tiene dos velocidades, a 5.000rpm y 6.000rpm, pesa alrededor de medio kilo y tiene un precio de 100 euros en Europa aunque en Estados Unidos se puede comprar por 40 dólares –la versión norteamericana necesita un adaptador.

Hoy en día se venden infinidad de aparatitos de diferentes calidades, la mayoría con sugerentes diseños pero, pese a lo feote que es, sus casi 40 años de historia entre los más vendidos avalan al Hitachi Magic Wand. Y yo todavía me pregunto si algún día conseguirán desbancarlo.

Más
Mostrando 1 - 3 de 3
Mostrando 1 - 3 de 3